sábado, 5 de octubre de 2013

Raffaella Carrá - Pedro Pé (circa 1980)

Raffaella Carrá es una señora que te tiene que caer bien por fuerza. Alegre, vitalista, simpática, segura de sí misma, sexy y con desparpajo, que lo mismo te presenta un programa como "La Hora de Raffaella" en TVE que te canta o te baila, y todo ello sin perder su enérgico, no obstante grácil, golpe de cuello, que tanta fama ha dado a su melena rubia platino. De lo mejorcito que ha venido de Italia desde el Cinquecento, oigan.

En esta ocasión la traemos a 1000yunvideos con un tema despreocupado titulado "Pedro Pé", de cuya fecha exacta o disco no hemos encontrado datos fehacientes. Tan solo podemos datarlo en torno a finales de la década de los 70 y principios de los 80, fiándonos de varios comentaristas de YouTube que ubican el video en el popular barrio bonaerense de La Boca, en plena dictadura militar. Es un caso de mala praxis escandaloso por parte de este blog, pero como verán son datos que quedan en un segundo plano ante la puesta en escena del cuerpo de baile. De este video existe una versión en italiano, y la que está en español fue emitida en el programa "300 millones".

Raffaella Carrá interpreta a una joven turista visitando una localidad sudamericana llamada Santa Fé, que está tan tranquila y a la que de repente se le aparece el tal Pedro Pé ofreciéndose como guía, y que le enseñará cosas de la ciudad que no salen en la Lonely Planet. Ya desde los primeros planos nos damos cuenta de que el estilo turista de Raffaella es "antes muerta que sencilla". Yo, desde luego, y sobre la base de mi experiencia, no recomendaría esos tacones para patear una ciudad.

Antes de los 20 segundos de videoclip se nos sirve en bandeja el plato fuerte. Un plato, según Rayco, co-autor de este blog, que sería muy del agrado de Paco Fox, uno de los autores del blog Vicisitud y Sordidez, de Videofobia y gran amigo de esta casa (sí, nos ha dejado dos comentarios, y como somos así ya le llamamos amigo): jomvres con bigotón, ¡y mallas de colores!


The dancer is stealing the show. Así es amigos, una vez que ves a los bailarines, ni las perfectas cachas de la Carrá hacen que puedas apartar los ojos de esa virilidad confusa,
ese pecho palomo, esas mallas multicolores, esa chaqueta y ese sombrero.

Aquí no se escatima en posturitas

Obsérvese la gran similitud de rasgos en todos los bailarines. Lo digo por si alguno creía que Robert Palmer inventó algo en el video de Addicted to love. Raffaella prosigue su recorrido por esa Santa Fe inventada en el barrio de La Boca, rodeada de estos bailarines llenos de fuerza y flexibilidad, y meneándose un poco como una pilingui, eso también hay que decirlo.

Los vecinos del barrio también tuvieron la ocasión de quedar inmortalizados en esta pieza audiovisual, dejando su estupor plasmado para la posteridad, en el marco de un espacio singular que conserva su arquitectura primigenia, con casas de madera y chapa y balcones de hierro.


Las doñas observan la peculiar manada bailarina con una naturalidad que indica que cosas peores habrán visto

Entre el 1:23 y el 1:53 no hay un solo plano de Raffaella, quien, humilde y también lista, ha sabido ceder el protagonismo a quienes de verdad lo merecen.

Para terminar el video, en el que Raffaella se lamenta de tener que terminar las vacaciones y asegura que su corazón queda en Santa Fe, nada mejor que unos planos con los niños del barrio, que seguramente se pasaron un día entretenido viendo todo el jaleo de grabar un videoclip.


No, jamás olvidaremos a Pedro Pé, y a los hombres con mallas multicolores que nos han bailado sus andanzas en compañía de la italiana más pizpireta que el mundo ha conocido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario